PdfEnlace ExternoAlejendro S. Ceuta

Rafael Cabarcos alude a los nuevos conceptos de los tiempos modernos: liderar en momentos complejos donde lo único cierto es la incertidumbre, y alude al “lobbysmo” como profesión emergente.

Rafael CabarcosSocio de la consultoría estratégica Caminal schultz, y director general del Instituto Internacional de Diplomacia Corporativa, Rafael Cabarcos fue durante 12 años director corporativo del grupo Prisa, colabora de forma habitual con varias universidades y pertenece al consejo asesor en políticas Sociales de presidencia del gobierno de españa. Ha impartido una conferencia en la escuela de negocios del mediterraneo sobre “liderar parea innovar”, donde dio a conocer las herramientas que disponen para mejorar en los negocios desde el liderazgo. una disertación que fue seguida también por exalumnos.

Pregunta.- Su conferencia “Liderar para innovar” ha sido densa en conceptos y planteamientos. ¿Qué reflexión podemos hacer sobre el líder y el liderazgo?

Respuesta.- El líder es un concepto individual, el liderazgo lo es colectivo y los liderados son los que hacen posible que haya un líder porque no se entiende éste sin que sea aceptado por ellos. No podemos entender a un Roosevelt sin entender la crisis del 29 o a un Gandhi sin la colonia británica. El contexto es importante cuando hay algo muy complejo que no manejamos y se producen una serie de variables con interconexiones. Se trata de liderar la complejidad.

P.- En las circunstancias de crisis económica actuales ¿se necesitan más que nunca líderes que impulsen un cambio sustancial que nos saquen de esta situación?

R.- Una cosa es un gestor, un profesional que hace bien las cosas con lo que tiene y otra bien distinta es un líder. Ahora gestionamos recortes. Un líder tiene que imaginar, innovar, crear cosas, hacer las cosas que tiene que hacer: crear un país nuevo. Si no lo hace, no me vale ese concepto de líder que solo gestiona lo que tiene a su alcance.

P.-¿Un líder, nace o se hace?

R.- Hay una parte genética, indudablemente, pero después influye la experiencia, el conocimiento y el manejo de las habilidades.

P.- ¿Cuáles son las claves para un liderazgo eficaz?

R.-Despertar una suficiente sensación de emergencia, contar con una fuerte coalición conductora, formular una visión, comunicar la visión, propiciar avances intermedios, formar a otros que actúen conforme a la visión e institucionalizar los nuevos enfoques.

P.-¿Qué es la “organización líquida”, un concepto que ha utilizado en su conferencia?

R.-En la actualidad, manejamos incertidumbres, el mundo ha cambiado, nacen nuevos conceptos. Pues bien, la “organización líquida” es un concepto de flexibilidad, de adaptación al cambio, de transformación, de innovación, equiparable a lo que le sucede al agua cuando se adapta a la vasija que la contiene. Y por ello, el nuevo paradigma de la gestión emergente es de agilidad, de diversidad y co-creación.

P.- Una de las incertidumbres más acusadas en la actualidad es la pérdida de trabajo con la proliferación de los Expedientes de Regulación de Empleo, los “famosos” ERES. Como experto en Recursos Humanos ¿es la fórmula idónea para reflotar una empresa?

R.- Un ERE no es una mera proyección de números sino la viabilidad del negocio. Echar por echar gente a la calle, si no hay un modelo de negocio, no vale. La mayoría de las empresas hacen una proyección financiera del ahora sin fundamentación jurídica y, claro, los jueces, les echan para atrás los ERES. Se necesita un nuevo modelo que rompa las reglas.

P.-¿Dónde se encuentran los riesgos actuales a nivel mundial?

R.- Existe un fallo en la gobernanza mundial y hay dos sectores enormemente peligrosos: el narcotráfico y el ciberfinanciero. Y no se olvide que, cuando se actúa, los 50 riesgos están interconectados entre sí.

P.-¿Cuáles son las razones para innovar?

R.-Hay que tener claro que el futuro ya no es lo que era, otra razón es la ruptura tecnológica, la emergencia del contexto colaborativo, la innovación disruptiva a base de mejoras incrementales e innovadoras, y la modernidad líquida.

¿Dónde radica el secreto del éxito?

R.- Micael Hammer decía que ”el secreto del éxito no es prever el futuro, sino crear una organización que prosperará en un futuro que no puede ser previsto”.

P.- ¿Hacia donde tendemos en el mundo empresarial?

R.- Hacia la denominada “Comunidad open office”, a golpe de click, a base de video conferencias, de oficinas virtuales en todo el planeta. Un concepto nuevo donde, desde un habitáculo nos relacionemos con gente que no conocemos a golpe de click. Se va a establecer lo que se denomina “el poder simbólico”, la modernidad líquida en la que no hay un sitio físico en el que trabajar, algo que provoque identificación de marca. A partir de ahora, los grandes ejecutivos tendrán contratos por obras y servicios en la cúspide de las empresas. A partir de ahora, en el mundo de los negocios, en la “gestión del compromiso” todo es virtual. Y se va a instaurar la denominada “colaboración masiva” como nuevo modelo de valor.

P.-¿Cuáles son los retos organizativos?

R.-Eliminar las patologías de las jerarquias, reducir el miedo y aumentar la confianza, reinventar los medios de control, expandir y aprovechar la diversidad, liderazgo e innovación a todos los niveles, transparencia de la información, agilizar la toma de decisiones, movilizar la creatividad humana y generar la organización colaborativa.

P.- ¿Hacia donde se tiende en el mundo de los negocios?

R.- Necesitamos un liderazgo con equipos que aporten visión de grupo, ya que hay que construir ese “nosotros”, porque lo único cierto es la incertidumbre. La situación actual genera paralización, crisis y desconfianza brutal. En la actualidad hay mucho déficit fiscal: diferencia entre gastos e ingresos del Estado, algo básico para el Estadio del Bienestar.

P.-¿Qué reflexión podemos hacer?

R.- Como decía Peter Senge, profesor de Boston, “nos encontramos desbordados por cantidad de información día a día que no podemos absolver”. Información de todo tipo: económico, medioambiental, tecnológica… La idea de crisis influye en la forma de dirigir la empresa. Por ello, disponer de información, manejar datos y aplicar los conocimientos a todo este bagaje, nos da ventaja para competir.

P.- De qué manera influye la incertidumbre en el negocio?

R.-La crisis supone una enorme presión sobre los costes operativos. Hay empresas que se ven obligadas a hacer tres presupuestos distintos en un año, por la situación cambiante. La incertidumbre hace que baje la predictibilidad de la evolución de los planes de negocio.

P.-¿Qué repercusiones comporta esta situación?

R.- Un mayor riesgo en las operaciones, también una mayor capacidad de control sobre los procesos, rápidos cambios organizativos, eficacia a cualquier precio e incertidumbre generalizada. La clave radica en tomar la mejor decisión de las malas. A veces, lo mejor es perder 50 millones antes que 100 o 150. Este mundo que nos viene nos convierte en exploradores: no sabemos que nos espera.

P.-¿Qué le quita el sueño?

R.- El ciberterrorismo porque eso no lo controlamos. Es algo complejo que no controlamos: el riesgo a nivel planetario puede ser un estudio de un “brooker” mundial. No se puede olvidar que la globalización ha añadido un nivel de complejidad alto y en este ámbito el “lobbysmo” es una profesión que emerge.

P.-Se ha dedicado a la “diplomacia corporativa” ¿qué nos puede aportar desde su experiencia?

R.-La idea en este mundo global es incorporar nuevos conceptos. El término “capital humano” es un concepto moderno, surge en los años 70. El capital relacional, ahora, es estrategia de relación, con todo lo que rodea a la empresa. Los involucrados en el proceso empresarial han de incorporar a los Comités de Dirección gente nueva y más en España. El empresario español debe estructurar una nueva mirada en su gestión.

P.-¿Apuesta por el concepto “modernidad líquida”?

R.-Las organizaciones solidas, basadas en inversiones de capital no van a funcionar. Una organización ha de expandirse, ha de ser fluida y por ello se habla de la capacidad del agua para moldear. Hace falta una mirada diferente: lo más interesante para el futuro es lo que no sabemos. Lo interesante son las preguntas para la nueva realidad. Han de saber que Banco Santander tiene a 140 personas repartidas por todo el mundo para conocer las tendencias, en los países más recónditos y prever el futuro en la medida de lo posible.

P.- ¿Cuál es el modelo de liderazgo actual?

R.-La primera idea es crear un sentido de emergencia de los temas. Ya he dicho antes que el líder no gestiona lo que ya hay, crea; hace un país diferente al que existe y no lo crea con lo que ya hay. Liderar la complejidad es de variables, sin relación entre ellas, interconectadas, como si fueran esferas diferentes. Es una forma de liderar la complejidad. y esta complejidad es producto de la globalización.

P.-¿Qué otros conceptos y visiones no hemos de perder de vista?

R.- Hay algo esencial: los flujos migratorios dependen del agua y ésta tiene una gran influencia en este ámbito. Por ello decimos que el empresario español ha de estructurar una nueva mirada en su gestión.

P.- El concepto de crisis económica ha calado profundamente en el mundo actual. ¿Qué consecuencia ha provocado desde su perspectiva de estudioso de las tendencias mundiales en el contexto del mundo de los negocios?

R.-La volatilidad de los mercados, la reducción de la demanda, las burbujas en los sectores económicos, los cambios en la tecnología y los cambios sociales, han sido la consecuencia de esta nueva situación, en la que se ha hecho más profunda la división entre los muy ricos y los muy pobres, porque la capa intermendia, ha desaparecido, descendiendo y situándose en un escalón más bajo. Es decir, la clase media se está viendo muy afectad, muy perjudicada, a consecuencia de la crisis económica en nuestra sociedad.

P.-Para resumir en una frase las incertidumbres de las que nos ha hablado y los nuevos conceptos que se nos presentan, ¿habría alguna frase que pudiera resumir este cambio conceptual y que nos hiciera reflexionar de cara al futuro inmediato?

R.-Donald Rumsfeld, mientras era secretario de Defensa de Estados Unidos en 2002, antes del antentado a las Torres Gemelas, cuando algo se vislumbraba sobre alguna amenaza terrorista, le dijo a la prensa la siguiente frase insólita y memorable: “Las informaciones que dicen que algo no ha pasado siempre me resultan interesantes. Hay cosas que sabemos que sabemos. También sabemos que desconocemos cosas, es decir, sabemos que hay ciertas cosas que no sabemos. Pero también hay cosas que desconocemos que desconocemos, aquellas que no sabemos que no las sabemos”. Una frase para reflexionar y que define muy bien el concepto de incertidumbre que manejamos en este mundo cambiante en el que nacen continuamente nuevos conceptos que nos obligan a adoptar nuevas formas de actuar. Ya lo he dicho: el secreto del éxito es prever el futuro.

 

Solicitud de Admisión
Descarga Folletos
Noticias