Patricia Gardeu. Ceuta.

El delegado destacó que tener “una escuela de este nivel” es un “auténtico orgullo” con el “éxito garantizado”; la Escuela tiene casi 30 solicitudes para el próximo curso

La ENME clausura su segundo  curso con los objetivos de crear empresas y fomentar el empleo La Escuela de Negocios del Mediterráneo (ENME) celebró ayer el acto de graduación de su segundo curso de Alta Dirección, en el que se han formado 26 alumnos, entre los cuales Ignacio Osuna se llevó el premio como número uno de su promoción. Durante el acto, que tuvo lugar en el Salón del Trono de la Asamblea, el consejero de Economía y Empleo destacó los dos objetivos principales de la ENME: “Crear empresas y fomentar el empleo de calidad”. El director de la ENME describió el curso como “excelente” y el delegado del Gobierno destacó que tener “una escuela de este nivel en Ceuta ” es un “auténtico orgullo”.

Los 26 alumnos que se han formado en el programa de Alta Dirección de la Escuela de Negocios del Mediterráneo (ENME) se graduaron ayer, durante un acto que se celebró en el Salón del Trono de la Asamblea. La graduación de esta segunda promoción ha tenido lugar después de seis meses de trabajo que los alumnos han considerado muy duro pero productivo. El esfuerzo a veces tiene su recompensa; ejemplo de ello fue Ignacio Osuna, que se alzó como el número uno de la promoción.

El consejero de Economía y Empleo, Premi Mirchandani, fue el primero en intervenir en el acto. Destacó en su discurso los dos objetivos principales de la ENME: “Crear empresas y fomentar el empleo de calidad”. El consejero valoró el nivel del claustro y fue el encargado de hacer entrega del premio al mejor profesor a Carlos Torrejón, docente de Dirección Financiera.

En la misma línea disertó el director de ENME, Arjan Sundardas, quien lamentó que ninguna universidad española estuviese entre los 180 centros de estudios superiores mejores del mundo. “Las reglas están cambiando, las universidades se han quedado en el pasado y así nos va”, apuntó Sundardas. De este modo argumentaba la importancia que tiene en la formación de los alumnos cursar un máster -“Valen para todos”-, aunque añadió otro elemento clave para formar a profesionales. Así destacó “la figura del maestro”, de enseñanzas “que pasan de generación en generación”. Sundardas describió el curso como “excelente” e informó de que ya se está trabajando en la tercera edición: “Hemos entrevistado a candidatos y tenemos casi treinta solicitudes cuando aún queda medio año para comenzar”.

Los graduados

Además de la entrega de diplomas, la consejera delegada del grupo SATEC, Teresa Taubmann, ofreció la conferencia magistral. También dirigió unas palabras a los asistentes el presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos, Teo García.

El último en intervenir fue el delegado del Gobierno, Francisco Antonio González Pérez, quien además fue alumno de la ENME el año pasado, durante el primer curso de la escuela. “Tener en Ceuta una escuela de este nivel es un auténtico orgullo y creo que tiene el éxito garantizado”, reconoció el delegado, quien valoró el nivel de los alumnos y de los profesores y pidió a los ceutíes que apoyen a esta escuela “para que no pueda desaparecer nunca”.

Además, como antiguo alumno reconoció que esta formación aporta “mucho más criterio” a los profesionales que están en el ámbito de la empresa. “Terminan con unos conocimientos más amplios y el objetivo es que optimicen lo que significa ser directivo de una empresa”, agregó. “Más adelante, cuando haya un número más elevado de personas que hayan participado en este máster se verá en Ceuta, en el reflejo de las acciones que lleven a cabo las empresas o administraciones”, concluyó el delegado.

Solicitud de Admisión
Descarga Folletos
Noticias